Relajación

Las puertas del paraíso

Un samurai se presentó delante del Maestro Zen Hakuin y le preguntó:
-¿Existen realmente el infierno y el paraíso?
-¿Quién eres tú? –preguntó el Maestro.
-Soy el samurai…
-¡Tú, un guerrero! –exclamó Hakuin-, pero mírate bien, ¿qué señor va a querer tenerte a su servicio?. Pareces un mendigo. –La cólera se apoderó del samurai. Aferró su sable y lo desenvainó. Hakuin continuó: -¡Ah, incluso tienes un sable!
Pero seguramente eres demasiado torpe para cortarme la cabeza.
-Fuera de sí, el samurai levantó su sable dispuesto a golpear al Maestro. En ese momento éste le dijo:
-Aquí se abren las puertas del infierno.
Sorprendido por la seguridad tranquila del monje, el samurai envainó el sable y se inclinó respetuosamente.
-¡Aquí se abren las puertas del paraíso!

A MODO DE AGRADECIMIENTO E INTRODUCCIÓN

Querido practicante, bienvenido al Centro Pedagógico de Tai Chi Chuan, el presente material de estudio no pretende sustituir en forma alguna, la abundante información literaria que hay disponible sobre Tai Chi Chuan, la cual ha sido escrita por grandes Maestros del pasado y también contemporáneos, a quienes estamos infinitamente agradecidos por haber plasmado de manera escrita sus experiencias en este arte, las cuales, eran celosamente protegidas en el pasado.
Gran parte del contenido de este material ha sido extraído de una profunda investigación de lo plasmado por dichos Maestros, así como también de la experiencia obtenida a lo largo de varios años de práctica individual y grupal.
Este trabajo nace como resultado de las constantes manifestaciones de practicantes, principiantes, intermedios y avanzados del CPT, que si bien, algunos, han profundizado en la literatura mencionada, desean adquirir algo mas preciso referente a lo transmitido en las clases y sobre todo a la forma pedagógica propia del CPT.
A los alumnos que llevan tiempo en el CPT, quiero agradecerles por la demostrada paciencia al escuchar año tras año lo mismo, sé que ‘lo mismo nunca es lo mismo’, sobre todo cuando se escucha desde el corazón, sin embargo les manifiesto de manera escrita, mi gratitud.
Para no comenzar demasiado mecánicamente, abordando el Tai Chi Chuan, como tema en sí; vamos a dedicar unas hojas a la relajación y su concepto según lo abordamos en el CPT, así como algunos otros conceptos que tratamos en clase y que son de importancia sine qua non para una apropiada práctica de Tai Chi Chuan.

 

RELAJACIÓN

Antes que nada, usted debe saber ciertos conceptos, que luego de profundizar intelectualmente en ellos, resulta más fácil plasmarlos a nivel corporal. Por ejemplo, muchas personas se acercan a una disciplina como Tai Chi Chuan, para obtener RELAJACIÓN, sin embargo, al enfrentarse a la disciplina como tal, a los movimientos, a coordinar lo superior con lo inferior, a distinguir lo lleno de lo vacío, a la suavidad, a la lentitud, etc., todas características propias del Tai Chi Chuan, terminan mas estresadas, pronto claudican, y llegan a la errada conclusión de que no sirven para el Tai Chi Chuan, y expresan: …Tengo dos meses practicando y no lo domino….
Usted deber comprender que dos meses es ¡nada! para dominar cualquier arte, en el caso del Tai Chi Chuan, no es diferente. También debe comprender que la verdadera relajación no la otorga una secuencia de ejercicios, sino que ésta, la relajación, viene dada por un estado mental adecuado, que es el que le va a dar a Ud. la ‘paciencia sostenida’ necesaria para avanzar en la disciplina. Pero esa ‘paciencia sostenida’ no ocurre hasta que Ud. no identifique qué es lo que verdaderamente busca, el para qué lo busca y el cómo va a adquirir lo que busca. Entonces, todo cambia, porque dejo de luchar con la disciplina y comienzo a enfocarme en que estoy haciendo lo que realmente deseo hacer, que es obtener relajación, y deseo obtenerla porque comprendo que si estoy relajado me vuelvo mas ‘hábil en la acción’, mas ‘atento’ a lo esencial, mas ‘inteligente’ para leerme internamente y por lo tanto mas apto para SERVIR, siendo este último el propósito básico de profundizar en cualquier arte, estudio o disciplina.
De esto último, vemos que el norte de toda relajación es el SERVICIO. A simple vista este par (relajación – servicio) resulta extraño, sin embargo Ud. debe comprender que solo cuando está sereno, equilibrado tanto mental como emocionalmente, es capaz de actuar con el cien por ciento de sus habilidades y además, que es lo mas importante, será capaz de darle un norte a sus habilidades, un camino, una dirección, un sentido, es decir un TAO.
Ese norte es SERVIR, ayudar a los demás, ya que mis habilidades, de alguna u otra manera, me fueron dadas y por lo tanto son para DARLAS.
Resumiendo, si tuviéramos que expresar una definición concreta de relajación, según lo mencionado, esta sería:

“Relajación es habilidad en la acción, obtenida de la tranquilidad interior y orientada hacia el servicio”

Tenemos, entonces, una connotación práctica y aplicable del término relajación.
La ‘relajación real’, no aparente, me permite estar presente en lo que hago, estar presente en mi acción, en mi cotidianidad, pero de una manera no invasiva, puedo disfrutar todo sin perturbar nada, si hay algo que puedo mejorar, efectivamente lo mejoro, de lo contrario lo acepto por comprensión mas que por resignación.
Es decir, la relajación debe ser ‘presencial’, no evasiva. Evadir es ‘distracción’ no relajación. La verdadera relajación, no busca evadir las ‘cosas’, por el contrario me permite interactuar ‘con las cosas’; entonces la cotidianidad cobra otro matiz, y con este nuevo color, por decirlo de alguna manera, soy capaz de ver grandeza en lo simple, en lo cotidiano, en lo corriente.
En las clases me preguntan: ¿No es ‘normal’ que me canse de la rutina, de lo cotidiano? La respuesta es que NO. No es normal. Es común, es corriente, pero no ‘normal’.
Nos cansamos porque no nos hemos entrenado en el arte de la relajación, sí, dije ‘entrenado’, porque la relajación, el estado de serenidad, requiere de entrenamiento, de querer obtenerlo y de trabajar para lograrlo.
Es verdad, sin embargo, que no nos han enseñado a ‘buscar’ la relajación, generalmente nuestra educación está orientada hacia lo externo, hacia las cosas, en fin, a prepararnos para ‘ganarnos la vida’. El problema reside en que, a menudo, no sabemos que hacer con la vida cuando nos la ganamos, porque claro, no nos enseñaron. Entonces nos encontramos con familia, títulos, cargos, estátus, etc. y con el lógico estrés que todo ello conlleva.
Ahora bien, si profundizamos en la expresión ‘la relajación es habilidad en la acción’ notamos que ésta, nos ayuda a vivir, o a manejar mejor los factores nombrados anteriormente. La relajación, es una condición sine qua non para ser hábiles en la acción; si no somos capaces de aquietarnos, de serenar nuestros pensamientos, entonces no seremos capaces de resolver situaciones cotidianas, peor aún, no encontraremos placer en dicha cotidianidad y terminamos cayendo en la trampa de que necesitamos algo ‘especial’, ‘extraordinario’ para obtener un poco de paz.
La habilidad en la acción que se obtiene a través de la relajación, es justamente la capacidad de ver lo especial en lo corriente, en lo simple; entonces el ‘simple’ hecho de levantar los brazos para realizar un ejercicio de Tai Chi Chuan o de Chi Kung, por ejemplo, se torna en algo ‘grande’. Por favor, no caigamos en una concepción romántica del asunto, lo que quiero expresar es que lo ‘especial’ ya está, solo falta ese fantástico estado de ‘relajación-atención’ o ‘relajación dinámica’ para poder verlo y disfrutarlo.
Si aplicamos este teoría al cuerpo, notamos que cuando, a través del Tai Chi Chuan, corregimos una determinada postura, los músculos que se veían comprometidos se liberan de tensiones innecesarias y por lo tanto dichos músculos, al estar relajados, serán capaces de brindarnos su máximo potencial en el momento que se los requiera.
Es importante que todo alumno que ingrese al CPT, profundice en este concepto. De este modo comenzará a relacionarse con la relajación de una manera activa, entendiendo que el estar relajado no es ausencia de tensión, sino la eliminación de tensiones innecesarias tanto a nivel corporal como psicológico. Corporalmente hablando si no tuviéramos tensión nos desplomaríamos. Psicológicamente hablando necesitamos cierto nivel de stress y el arte consiste en manejarlo con cierta sabiduría.

Obtener Relajación

La pregunta lógica que resulta de lo expuesto hasta aquí es: ¿cómo obtener ese estado? La respuesta mas directa es: ‘Haciendo lo que amamos’.
Esto sueno un poco cursi, sin embargo, es clave. Ningún sistema de ejercicios nos va a otorgar verdadera relajación si no amamos lo que estamos haciendo. Es preciso aclarar que amar lo que hacemos no nos libera de tener que trabajar arduamente para lograr nuestros ideales. La diferencia radica en que ese ‘trabajo arduo’ no nos molesta, no nos cansa, anímicamente hablando. Amar lo que hacemos es esa energía extra que nos mueve allende los resultados.
Ahora bien, ¿como identificar aquello que amamos y cual es su relación ‘práctica’ con la relajación?

Si retomamos la definición que dimos de relajación vemos que nuestras habilidades deben orientarse hacia el servicio, y al darles un sentido nos descubrimos en nuestra misión como individuos, y por lo tanto, al comprender nuestro para qué en la vida, fácilmente surge amor en lo que hacemos. Es como si de pronto, en lugar de orientar nuestras habilidades hacia la obtención de cosas, comprendiéramos que las cosas están a nuestro servicio para poder servir mejor, entonces nuestra vida tiene un norte, un sentido, una misión, es decir un TAO.

Walther Carbajal
Director del Centro Pedagógico de Tai Chi Chuan

Etiquetas de Technorati:

Anuncios

6 Responses to Relajación

  1. Nancy dice:

    Excelente artículo. ahora comprendo mejor las cosas. gracias

  2. Maria Patricia Chacon V dice:

    Esa es la meta lograr obtener esa relajacion, que nos va apermitir abordar la vida que estamos viviendo, en calidad de Servicio hacia los demas, para aprender de ellos y enriquecernos a nosotros mismos; en ese inmenso intercambio de experiencias que hace crecer el Amor hacia los demas, como lo dice el Señor Jesucristo en su Palabra, el Gran Mandamiento: Mateo 22:39 “Y el segundo es semejante: Amaras a tuprojimo como a ti mismo”. Gracias.

  3. cptaichi dice:

    Gracias por tu oportuno comentario María Patricia!

    César

  4. Ugar dice:

    Definitivamente que la calidad es algo que no se puede ocultar, gracias Walter por ser un hermano de la vida y y traernos a ese otro hno maravilloso que es Sergio, Gracias Cesar por tanta delicadesa y tanto tino en el mantenimiento de este sitio.
    No puedo lamentar el no haber ido al seminario ya que otras cosas ocupan mi vida , y digo que no lo lamento porque a pesar de mi ausencia el taichi esta presente en el dia a dia de mi vida, no escatimo esfuerzos para expresar ante los participantes que asisten a mis cursos y talleres lo que he aprendido durante todo este tiempo que llevo desde mi primer contacto contigo mi querido walter(hno de la vida). Estoy haciendo todo lo humanamente posible por establecer planes que me permitan de manera disciplinada la participacion y asistencia a las clases en la escuela de taichi de tal manera que pueda ponerme al dia en todos los aspectos.
    Saludos para todos, los quiero mucho y gracias por ser y estar.

  5. Querido hermano Ugar y demás lectores, quería saludarte y saludarles a través de este medio, agradecer sus comentarios y aprovechar para compartir con uds., y con todo lector que ‘caiga’ en la lectura de este artículo, mis experiencias respecto al mismo. Unas de las frases que más me ha llegado, de los últimos seminarios con Sergio es: …’no es suficiente’… Expresión que no solo repite, sino que realmente la lleva a los ‘extremos’, entiéndase a ‘sanos extremos’. Realmente pensé, tal como lo expreso en el artículo, que estar relajado era suficiente para ser hábil en la acción, actualmente sé que es un importante requisito, pero no es suficiente, además de la relajación hay que REFINAR esa habilidad hasta sanos extremos, hay que SERVIR hasta sanos extremos, hay que PRACTICAR hasta sanos extremos; es la única manera de obtener KUNGFU, es decir, Maestria, es decir, verdadera Habilidad. Hace algún tiempo, Cesar (responsable de la excelencia de esta web), me envió un mail en el que, entre otras cosas me decía: …Tai chi hay que practicarlo casi de manera obsesiva…, realmente es así, ahí surge la expresión ‘no es suficiente’. Yo le agregaría ‘sana obsesión’, ya que este tipo de obsesión construye, forja un tipo de habilidad superior, verdadero KUNGFU.
    Bien, no quiero extenderme, estoy trabajando en un artículo dedicado a ese tipo de habilidad refinada, pronto lo vamos a colocar en esta web.
    Gracias nuevamente y que tengan una sana práctica ‘obsesiva’
    Prof.: Walther Carbajal
    Director CPT

  6. I truly love following your articles. It really brings something special the morning.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: